Los usos comunes de la firma electrónica están más o menos claros: firmar algún que otro documento digital, firmar nóminas o solicitar documentos a las Administraciones Públicas. Pero este sistema tiene multitud de usos que todavía no habías pensado. ¿Quieres saberlos?

Otros usos de la firma electrónica

La firma electrónica está cambiando las relaciones entre empresas y clientes, así como la manera y tiempos de proceder de las mismas. Y es que las facilidades que ésta supone, han hecho que se convierta en un aliado perfecto para todos los departamentos.

Pero hay vida más allá: la firma electrónica tiene múltiples usos, los cuales, muy probablemente, desconocías hasta ahora. Lee con atención porque seguramente tú también caigas en los encantos de firmar documentos electrónicos.

  1. Usos de la firma electrónica: Firmar contratos en ferias, aeropuertos o similares

Sí, una de las principales ventajas de la firma electrónica es que posibilita el cerrar y firmar contratos o acuerdos de negocio en sitios más allá de la oficina: ferias, congresos, aeropuertos, asambleas…

Olvídate de tener que estar cerca de una oficina con impresora, papel, tinta y bolígrafo. Olvídate de mandar la documentación al cliente y esperar a que éste la firma y la reenvíe de nuevo. Con la firma electrónica todo esto es mucho más rápido y sencillo: allá donde estés en el momento de cerrar el acuerdo, es posible firmar y dejar el documento listo.

  1. Usos de la firma electrónica: Firmar factura electrónica

Otro de los usos de la firma electrónica que probablemente no habías pensado es el de firmar facturas electrónicas. Si bien es cierto que en España no es obligatorio utilizarla -salvo en determinados casos- es un método de facturación a considerar, ya que el hecho de poder firmar estas facturas electrónicamente supondrá un ahorro en tiempo y costes.

  1. Usos de la firma electrónica: Acuerdos de confidencialidad

Los acuerdos de confidencialidad son aquellos documentos que regulan el deber de confidencialidad entre dos o más partes. Son documentos importantes en cualquier empresa y, por eso, muchas tienen la necesidad de firmarlos de manera recurrente.

¿Sabías que también se pueden firmar con firma electrónica? Pues sí, estos documentos también pueden firmarse digitalmente, lo cual es muy beneficioso para ambas partes, ya que se hace de manera inmediata y se garantiza la integridad y validez de la documentación firmada.

  1. Usos de la firma electrónica: Peticiones públicas

Puede parecer extraño, pero éste es un uso de la firma electrónica bastante recurrente. Cada vez son más las peticiones públicas -o también conocidas como recogidas de firmas- que llevan a cabo distintos colectivos para reclamar o solicitar algo.

Gracias a la firma electrónica se puede firmar de manera rápida cualquier petición pública, lo cual conseguirá más firmantes, ya que en muchas ocasiones el hecho de tener que desplazarse a un sitio para firmar o similares hace que muchos se echen atrás.

  1. Usos de la firma electrónica: Consentimiento informado en el sector de la sanidad

La firma electrónica también supone grandes ventajas en el ámbito sanitario, especialmente si hablamos de pacientes. Un uso de la firma electrónica es el de firmar documentos electrónicos desde cualquier lugar, como en el caso del consentimiento informado.

De este modo, se ahorra tiempo en los trámites, además del gasto que supone. Es una manera rápida de estar en contacto con el personal médico y de tener acceso a documentación de este calibre.

La firma electrónica supone la digitalización de las empresas, favoreciendo y facilitando los procesos de comunicación entre trabajadores y clientes. efirma GO es un sistema de firma electrónica sencillo, seguro y legal que ayudará a tu empresa a ahorrar tiempo y dinero en multitud de facetas. ¿Te animas a probar todo lo que puede ofrecerte?

Entradas recomendadas