Un código hash es una parte fundamental para las aplicaciones de firma electrónica y para las tecnologías blockchain.

Una función hash es considerada un proceso criptográfico que se utiliza para obtener el código hash y, de esta forma, aumentar la seguridad de la información digital dentro de la empresa y poder usar herramientas con total fiabilidad como en el caso de la firma digital/electrónica.

¿Qué es un hash?

Un hash es un código compuesto por letras y números con una longitud determinada. Este algoritmo matemático representa un conjunto de archivos determinados.

Posiblemente hayas podido ver este tipo de códigos en algún documento con carácter a ser firmado digitalmente y suele estar situado en los márgenes o en el pie de la página. El hash se crea gracias a la función hash (anteriormente comentada) y suele tener un aspecto como el siguiente:

7g65d654c89w331c6er6e5fd8xxdf3

¿Características principales del hash?

Existen muchas características a tener en cuenta a la hora de trabajar con un código hash. En este artículo te vamos a comentar las características fundamentales:

  • Añaden seguridad a documentos de tipo básico como puede ser la información sobre destinatarios y remitentes.
  • Las modificaciones en los documentos son fácilmente reconocibles gracias a los códigos hash ya que una pequeña modificación en el archivo también modificará el código generado previamente.
  • Al igual que no se puede modificar el documento sin que varíe el hash, tampoco se pueden generar dos hash iguales ya que cada hash representa un archivo concreto.
  • Están almacenados en una tabla denominada ‘tabla hash’ y permite acceder a los valores de los códigos de forma rápida.
Característica principal del hash

¿Para qué sirven estos códigos?

Como estos códigos representan un valor único para cada documento, sus usos pueden verse en infinidad de operaciones:

  • Firma electrónica: asegura la identificación de un documento de forma inequívoca y la no modificación del mismo después de la firma. El hash antes de la firma y el que se genera después de la misma deben coincidir lo que supone un gran beneficio para la seguridad de la operación.
  • Antivirus: para saber si un archivo es malicioso (malware) utilizan, de forma exclusiva, los códigos hash.
  • Gestor de contraseñas: servicios como Google, a la hora de guardar nuestras contraseñas, lo hacen mediante código hash en un texto que no sea plano, lo cual le dará más seguridad y privacidad a nuestras claves.
  • Criptomonedas: se utiliza en todas las operaciones derivadas de la tecnología blockchain. Poder crear seguridad, privacidad y transacciones fiables gracias a los hash es una clara ventaja.

Tipos de hash más usados

La actualización constante en el mundo tecnológico es algo prácticamente obligatorio. Es por ello por lo que la creación de código hash ha ido desarrollando diferentes sistemas para mejorar, sobre todo, en seguridad.

A continuación os mostraremos los tipos de hash más utilizados en nuestros tiempos:

  • MD5 (Message-Digest Algorithm 5) → su función principal es detectar que ningún archivo haya sido modificado
  • MySQL → es un software creado por Oracle con el que se pueden gestionar bases de datos
  • SHA → permite dificultar la obtención de una cadena de origen con el mismo contenido que la cadena de salida, evitando así el duplicado de datos y la inseguridad de los archivos.

Cada uno de ellos tiene diversas variantes y las puedes conocer todas aquí.

Tipos de hash

Beneficios del hash en la firma digital

Como hemos mencionado anteriormente, el código hash es un buen aliado en el ámbito de la firma electrónica.

  1. Con la creación de un documento se genera un código hash que identifica, de forma única, dicho documento. El algoritmo será el encargado de otorgarle un hash.
  2. El emisor, con la firma del documento, cifra un código hash con una clave privada.
  3. En el envío se mantiene el hash pero la clave pasa a ser pública.
  4. Una vez que el receptor haya recibido el documento, de manera automática sucede lo siguiente:
    1. Se genera un nuevo hash que mantiene, como punto de partida, el documento enviado 
    2. Se descifra el hash que el documento lleva encriptado gracias a la clave pública
    3. Para que la firma se considere válida ambos hashes deben coincidir. De esta forma podemos asegurar que el documento no ha sido alterado

¿Cómo trabaja efirma GO con los hash?

La implementación de este código hash, y de acuerdo con el reglamento eIDAS, hace que los documentos que se trabajan bajo nuestro software sean más seguros y privados, evitando así, posibles alteraciones en los mismos.

De esta forma trabajamos con la mayor fiabilidad y protección en efirma GO y queremos que tu empresa se sienta así. Para ello, descubre los planes más competentes del mercado y adaptados a ti en precio funcionalidadessin compromiso de permanencia.

Para conocer como trabaja efirma GO puedes solicitar una demostración online inscribiéndote en nuestro calendario de webinars o solicitándolo a través de info@efirma.es.

Entradas recomendadas